Camino hacía nuestras raíces: La nueva apuesta de Mochileros x Colombia

Hace un poco más de 5 meses, en una de nuestras reuniones semanales, empezamos a imaginarnos nuevas formas de crear experiencias que nos conectaran con nuestro país, con su gente y su cultura. Queríamos crear una experiencia donde las personas pudieran sentir muy de cerca los sabores, colores, voces e historias de una de las comunidades que más queremos en Mochileros x Colombia: la comunidad Wounaan Phubuur de Quibdó.


Foto tomada por Rodrigo Sandoval. Primer trabajo de campo - julio 2019


Entonces comenzó este viaje a las profundidades del pensamiento Wounaan. Fueron meses de investigación y de constante aprendizaje con uno de los líderes de la comunidad: Arquímedes. Él fue nuestro maestro, nos contó y nos enseñó las historias y saberes que han sido narrados por sus ancestros de generación en generación, nos guió por los tres mundos que componen la cosmovisión de su pueblo y poco a poco nos sumergimos en esta cultura mágica, llena de herencia y resistencia. También fue una oportunidad para conectarnos con el diseño y su fuente inagotable de creatividad. Fue un proceso de co creación que nos permitió divertirnos y crear desde el respeto y la admiración por esta cultura.


Desde que iniciamos nuestro andar con los Wounaan, hemos aprendido a escuchar y a entender una de las necesidades más profundas que tienen no solo esta, sino muchas de las comunidades indígenas de nuestro país, y es la recuperación de tradiciones, saberes y prácticas que a raíz de la cruel colonización fueron arrebatadas y negadas. Como si no fuera suficiente, el conflicto armado en nuestro país ha intensificado esta problemática, causando desplazamientos forzados y obligando a las comunidades a dejar su territorio originario y con él muchos de sus saberes tradicionales.


Ojit Di - Saberes ancestrales del pueblo Wounaan es el resultado de una investigación profunda y de las ganas de querer mostrarle a Colombia y al mundo lo afortunados que somos los colombianos de vivir en un territorio multicultural con más de 100 comunidades indígenas. En esta oportunidad buscamos adentrarnos en la cosmovisión del pueblo Wounaan, a través de un recorrido sensorial que nos transportará a cientos de kilómetros, a la selva del Chocó. Quienes vivan esta experiencia podrán escuchar historias narradas por dos miembros de la comunidad, probar el viche, una bebida tradicional hecha artesanalmente, obtener un afiche con información de las plantas sagradas y dos manillas tejidas por las y los artesanos Wounaan; y lo más importante estarán apoyando a 16 familias del asentamiento Phubuur, víctimas del conflicto armado.



Foto tomada por Francisco Contreras (instagram: @pache88)


Este proyecto nos permite reafirmar nuestra apuesta de visibilizar la cultura Wounaan y nos motiva a seguir trabajando para que cada vez más personas entiendan la importancia de devolver la mirada hacia nuestras raíces, de conocer de dónde venimos y de apropiarnos de nuestra cultura. Es una invitación a que cuestionemos lo que nos han enseñado, a que desaprendamos esa idea de que lo bonito y lo valioso está afuera y es una oportunidad para conocer una pequeña parte de la historia que no nos fue contada.


Los invitamos a vivir esta única y ancestral experiencia.